Editorial


 
Periódico PENSAR - La tapa
 
 
     


Buscador
Archivo - Editorial
UN MODELO
PARA DOS PROYECTOS DIFERENTES
Ya finalizadas las PASO, el mes que viene se realizarán las elecciones legislativas que definirán la composición del próximo parlamento en la Argentina.
Hay dos proyectos en pugna, para un mismo modelo. El modelo que impera en nuestro país es bajo un sistema capitalista, desde siempre.
Un proyecto, es de características humanistas, cercanas a todo lo que tenga que ver con lo popular y sectores vulnerables que, a través de la historia (últimos 90 años ) fueron beneficiados con derechos inalterables que perduran al día de hoy (voto popular, femenino, jornada laboral de 8 horas., aguinaldo, vacaciones pagas, educación y salud pública y gratuita, moratorias jubilatorias para hombres y mujeres, derechos minoritarios y muchos más que son acciones cuasi revolucionarias en un sistema que no lo es. Dejo al libre pensamiento del lector para que memorice bajo que gobiernos sucedieron estas conquistas sociales que beneficiaron, benefician y beneficiarán a la inmensa mayoría del pueblo. Piense como piense.
El otro proyecto, que es totalmente opuesto al anterior, pregona que el mercado predomine sobre el Estado o peor, que éste esté al servicio del mercado. En este proyecto, cuándo fueron gobierno nunca se preocuparon por conquistas populares al contrario trataron y tratan de suprimirlas y que todo quede en manos de la meritocracia individualista, sectaria y elitista. Para ellos el pobre deberá ser siempre pobre sin posibilidad de salir del flagelo que habita con el históricamente. Éste es un proyecto que fue sostenido décadas atrás con las armas en la mano. Ahora es sostenido por un poder mediático inmenso que tiene a una justicia cautiva y extorsionada. Este poder también tiene cautivo a una inmensa cantidad poblacional que acata y cree operaciones, mentiras y editoriales de pseudo periodistas al servicio de un poder que, paga muy bien por sus servicios. En fin, hay dos proyectos para un mismo modelo. Lo que el pueblo debe discernir es cuál defiende las conquistas y sus intereses y cuál es el que defiende sus propios intereses. Restan dos años para empezar a pensar definitivamente con que proyecto queremos vivir los argentinos, éste o aquel. El modelo es el mismo, pero hay diferencias abismales entre uno y el otro.


Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto