Editorial


 
Periódico PENSAR - La tapa
 
SUPLEMENTOS


Buscador
Archivo - Editorial
HIPOCRESÍA EN ESTADO PURO
Mientras...
Mientras sucedían los allanamientos en propiedades de la ex presidenta de la Nación, pasaban y recordábamos hechos que nada tienen que ver con la realidad y actual situación económica, social, jurídica e informativa del país. Mientras buscan desesperadamente dinero, con excavadoras, en bóvedas y paredes, que nunca aparece, ahora esperan encontrarla en containers. Recuerdo, que si encontraron 3 millones en el Chaco en la casa de un intendente. También recuerdo cuando descubrieron bolsas de dinero sin declarar en la casa de la actual vicepresidenta. Quiero decir, que cuando fueron a buscar plata ilegal en el exterior, ¿adivinen de quien encontraron?
Ahora quieren combatir la corrupción a través de unas fotocopias y unos que, más que ser arrepentidos son buchones que con tal de cuidar su cola sucia son capaces de acusar y mentir ante presiones de la «justicia». Mientras, lamentablemente involucran a las FFAA  en la lucha contra el narcotráfico. Sugiero que pasen por una importante ciudad de Entre Ríos, donde el actual intendente está procesado por vínculos con un narcotraficante.
Con esto quiero decir que, a pesar de las mentiras, las operaciones, la desinfor-mación y el ocultamiento de una realidad,  cada vez más se desnuda la inoperancia para gobernar un país que involucre a toda la sociedad.
Quisiera que alguien me informe de sólo tres medidas implementadas en estos casi tres años de gobierno que hayan favorecido a algún sector (industria, trabajadores, Pymes, educación, jubilados, exportaciones, economía regionales, y otras). Ninguna. Sólo timba financiera y endeudamiento para financiarla. Por supuesto, sostenida por un sector del poder judicial cómplice y un poder informativo mentiroso que sólo le interesa preservar sus privilegios corporativos. Alguien comentó, y con razón, que si todavía no sucedieron hechos violentos similares al 2001 es porqué la situación económica de sectores más vulnerables no es la misma. En el 2001 no existía la asignación universal por hijo, los tres millones de jubilados por moratoria (que en la inmensa mayoría fueron negreados durante sus años laborales), el justo reconocimiento a las amas de casas que fueron beneficiadas con recursos de la  ANSES, entre otras medidas que protegen a los sectores más vulnerables.
Nadie desea que se repitan los hechos violentos del 2001, pero las injusticias no se resuelven con nafta.
Con respecto a los actos de corrupción, el que esto escribe desea que todos los corruptos sean juzgados y condenados, sean del sector político y empresario que sea. Sin distinciones. Sin consideraciones. Y esto no es lo que sucede en la actualidad.  Hay un sector perseguido y detenido sin condena previa y hay otro sector amparado y protegido con procesos jurídicos evidentes. Esto no es justicia imparcial como corresponde.
Con respecto al último discurso del presidente, el lunes pasado, me vuelve a la memoria un película llamada «Desde el jardín» cuyo personaje central se llama Gardiner. Nadie sabía cómo había llegado a ese lugar. Pero estaba, lamentablemente. Era ficción. Hoy es realidad.
.............................................................................
CAMBIEMOS
¿QUÉ QUEREMOS CAMBIAR?

El 51% del electorado eligió la opción del cambio en las últimas elecciones desarrolladas en nuestro país.
La pregunta es: ¿cambiar qué? y ¿con quién? Yo, por mi parte, cuando pienso, utilizo o me refiero a la palabra cambio, lo hago para mejorar en lo material, crecer en lo cultural y que a mis compatriotas y a mi Patria le vaya mejor en todas sus aspiraciones por superarse.
Viendo lo que pasa en varios países de Europa con sus crisis a cuestas y lo que pasó hace apenas unos años atrás en el país con las mismas políticas implemen-tadas, no puedo ser otra cosa que pesimista y eso que soy un optimista exagerado. Ustedes se preguntarán:¿por qué?
Y yo les contesto. Aunque hubiera buenas intenciones en algunos sectores del próximo gobierno, el «sr. mercado» es el que dicta el camino a seguir y éste no tiene sensibilidad para los negocios y los intereses corporativos que rigen las finanzas internas y externas. A los que optaron por el cambio, espero que no sean defraudados en poco tiempo. A los que optaron por no cambiar, tendrán muy pronto la posibilidad de volver a lo que hace tiempo los hizo cumplir con muchos sueños logrados. De eso se trata la Democracia, lo negativo es el tiempo perdido y el que se va a perder.

N. de R.: Nota publicada en Periódico Pensar del mes de diciembre de 2015.



Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - La Página de la Mujer - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto