Cultura

Ir a Cultura

La voz del Universo

Es el inicio de un nuevo tiempo. Démosle una oportunidad a las pausas, a vivir sin prisa, a contemplar el aire y la naturaleza. Ese es el valor de las cosas simples.
Explorar esa paz que habita en cada uno nos permite disfrutar y reflexionar más sobre lo cotidiano, cuando el vértigo diario nos empuja a la ansiedad y nos quita el tiempo que necesitamos para admirar la vida.
Es beneficioso que fortalezcamos nuestro compromiso con la educación y la cultura, con el cuidado y la preservación de lo que nos rodea y el respeto al prójimo.
Darle el espacio necesario a la meditación y al entretenimiento para evitar estresarnos. Hacer de cada día un festejo, siendo uno mismo plenamente, tratando de aprender cosas nuevas, mejorar y no decaer ante los contratiempos.
La meditación la comprendo de esta manera: Es ocupar la mente, hacer hincapié en algo que a uno le guste mientras el resto de la mente descansa (leer, regar plantas, oír música, realizar manualidades, etc). Enfocar, potenciarse en lo positivo.
A veces la respuesta a algunas de nuestras preguntas está en la sabiduría del silencio y en el don de la paciencia. Cada amanecer es diferente, así como siempre debemos preservar la fe y la confianza. Apreciar y escuchar la voz del universo, ver el florecer de la naturaleza, leer la palabra de Dios. Entender que un sano equilibrio es lo que enriquece y estabiliza la existencia, en armonía y simpleza.
Recordemos además que la voluntad y la predisposición nos acercan a las cosas soñadas. Procuremos mantener vigentes las buenas maneras; disponer de las mejores herramientas para aprender, cultivarnos y estimular a otros con sus proyectos.
Apoyemos la vocación de trabajo, la ética, la constancia. Aplaudamos al que hace algo pequeño pero bien hecho y al que propone volverlo más grande aún.
Las personas justas y de buen entendimiento son más.
Sigamos ideando lo fantástico, los sueños más alegres, en un abrazo a nuestras almas y en completo confort para con nuestro intelecto. Vivamos con intensidad y con una sonrisa.
¡Felicidades y bendiciones para todos!
 
Cristian Gentile

Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto