Noticias locales

Ir a Noticias localesIr a Noticias locales / Septiembre 2017

Archivo: Septiembre 2017

JOSÉ MARÍA D´AGNILLO
Y LA EPOPEYA DE LOS TOROS

TORINO COUPE 380 W a las 24 horas NURBURGRING
A  casi dos años de que se cumplan los 50 años de la epopeya que protagonizaron los autos Torino en la Maratón de la Ruta las 84 horas de Nürbungring, no podíamos dejar de entrevistar a José María D´Agnillo vecino de San Antonio de Padua, quién uso estos autos de industria nacional durante su trayectoria en las diferentes categorías del automovilismo.
Con 81 años y una memoria ejemplar, nos recibió en su taller mecánico de San Antonio de Padua para hacer un repaso de su historia y contarnos algunas anécdotas arriba del recordado Torino.
Para quienes no lo conocen, cuando uno lo escucha hablar a D´Agnillo, además de que pareciera que estuviera dentro de un auto de carrera, se lo nota un hombre perseverante, emprendedor y seguro de sus sueños.
Las notas en distintas revistas del automovilismo de la década del 70, también lo destacan como un automovilista perseverante y tenaz, ya que a pesar de no ganar ninguna competencia en su larga carrera deportiva, siempre siguió en busca de su felicidad que era preparar sus autos para correr en diferentes circuitos y competencias.
El amor por los motores y los fierros se empezó a originar luego de hacer hasta tercer año en la Escuela Técnica Otto Krause (la primaria la completó en la Escuela Número 9, de Padua).¨ Con 14 años empecé a trabajar en el taller de un familiar en Belgrano, mientras completaba los estudios en las Escuelas de aprendizaje y orientación vocacional con título de tornero, matricero, carpintero y chapista¨.  Años más tarde, se recibió de Técnico mecánico en el Instituto Americano de motores, lo que lo catapultó de lleno en el mundo del automovilismo.
Haciendo un repaso por su carrera, uno de sus mejores recuerdos arriba de un auto de competición fueron las 70 horas de Shell en el Autódromo de Buenos Aires, donde finalizó segundo, a sólo 50 metros del ganador Pairetti ¨en la vuelta reconocimiento éste se quedó en el camino, con lo que de haber faltado una vuelta más, hubiera ganado esa carrera¨, se lamenta José María, quien también consiguió otros segundos puestos como el de Rio Cuarto, y logró finalizar en el sexto lugar en el ranking anual de 1971.
Un recuerdo no muy grato para este paduense, ocurrió en 1967 donde sufrió el accidente más serio de su trayectoria. Fue en la localidad de Rufino cuando volcó en una recta de tierra a casi 200 kilómetros por hora y fue a parar a 100 metros del camino ¨pasé una zanja, un alambrado sin tocarlos, no había nada, sólo humo¨, nos comenta José lo que fue un milagro tanto para él como para su copiloto, pero que a los 50 días lo tenía corriendo de vuelta.
"En aquella época era todo a pulmón, uno trabajaba para poder correr. Yo tenía dos propagandas Repuestos Ruta 7 quiénes me daban los repuestos del auto y un contador quien me compraba las ruedas, más las rifas que organizaban los vecinos y amigos para ayudarme¨, nos recuerda D´agnillo a la hora de recordar lo difícil que era poder competir ya que uno mismo tenía que financiar sus recursos.
José María también se destacó por llevar el nombre de la ciudad de San Antonio de Padua siempre inscripta en todos sus autos, además de ser uno de los primeros automovilistas de la zona.
¨Cuando salió el Torino, compramos un chasis, enseguida lo armamos, se probó, le fuimos sacando detallecitos, y presentamos un auto más o menos bueno en una localidad cercana a Rosario. Tuvimos un muy buen rendimiento, que de haber más vueltas, hubiéramos estado más adelante. Pero los cálculos fueron muy positivos para ser un auto nuevo¨, hace alusión a su primera excursión con los autos de Renault, que se empezaron a fabricar en el país para finales de los  60.
La pasión por la mecánica también fue capitalizada en preparar todo tipos de vehículos.  ¨Armé un velero que tuve durante 30 años acá en el taller para usar con toda la familia, nos prendíamos en las regatas de Colonia, Rosario y Montevideo del Uruguay¨, quien también nos comenta que preparó casas rodantes y aviones.
Otro de sus recuerdos significativos, ocurrió en uno de sus tantos negocios por lo que incursionó. En su parrilla La posta del TC, que funcionó sobre la Avenida Rivadavia, tuvo el agrado de recibir a figuras del automovilismo, entre ellas a Juan Manuel Fangio.
Entre repaso y repaso de su trayectoria al que se le nota su pasión por transmitirla, nos despide muy cordialmente para seguir trabajando en su taller, al que sigue madrugando para abrir todos los días.
 
Lic. Pablo Miotti
pensardeportivomiotti@gmail.com



El auto de competición de D'Agnillo

José María con su motor de avión, otra de sus pasiones.
Editorial - Noticias Locales - Interés General - Notas Pensadas - Salud - Cultura - Deportes

Gastronomía - Guía de profesionales - Nuestra Ciudad - Contacto